Te cautivará la playa infinitamente larga con arena dorada y entrada gradual al mar. Desde aquí puedes ver por un lado Valencia y por otro lado puedes ver Cullera.



En la playa hay una cancha de voleibol y un parque infantil. Para que tus hijos se puedan divertir mientras que tú tomas el sol y bebes un refrescante cóctel en el típico bar de la playa, el chiringuito.



El paseo marítimo que bordea la costa es el sitio perfecto para dar largos paseos románticos o hacer actividades deportivas. Imagínate empezar tu día corriendo por la playa al amanecer y nadar en una playa completamente vacía bajo los primeros rayos de sol. Es una experiencia inolvidable. Por la noche, es posible observar plancton luminoso en el mar (en condiciones apropiadas). Justo a las afueras de la ciudad hay también una playa nudista.